¿Con qué frecuencia se debe cepillar la lengua? Consejos para la salud y la lengua

La lengua es la puerta de entrada a todo nuestro sistema digestivo y desempeña un papel crucial en el habla. También alberga innumerables microorganismos, algunos de los cuales pueden causar enfermedades. La lengua también tiene terminaciones nerviosas que son sensibles tanto a los toques suaves como a los fuertes. Estos factores se combinan para hacer de la lengua un tema intrigante para la investigación médica, que a menudo se centra en los movimientos de la lengua. Algunos investigadores creen que la frecuencia con la que se cepilla la lengua puede influir en la salud. Otros creen que su importancia varía de una persona a otra y que puede no ser tan importante como otros elementos de una buena higiene bucal, como el limpiador lingual y el uso del hilo dental. Exploremos algunos de los posibles vínculos entre la salud de nuestra boca y la frecuencia con la que nos cepillamos la lengua:

Limpia tu lengua regularmente

Las bacterias crecen en la boca a gran velocidad. Un cepillado insuficiente puede ralentizar el crecimiento de la boca y provocar mal aliento, encías y dientes enfermos y torcidos. Cepillarse la lengua también tiene muchas otras ventajas para la salud, como aumentar la saliva y reducir la sensibilidad a las alergias alimentarias. Muchas enfermedades dentales, como la gingivitis, pueden estar causadas en parte por una lengua poco sana. Sin embargo, un cepillado excesivo puede eliminar las bacterias que ayudan a prevenir las enfermedades de las encías.

Cepille su lengua más a menudo si…

  • Tiene mal aliento: el mal aliento suele estar causado por una mala higiene bucal y por un exceso de bacterias en la boca. El mal aliento suele estar causado por una combinación de bacterias y los compuestos conocidos como compuestos sulfurosos volátiles que se liberan cuando las bacterias mueren.
  • Su lengua no tiene un aspecto rosado y saludable: las lenguas rosadas y de aspecto saludable suelen estar causadas por un cepillado regular. Un cepillado inconsistente puede llevar a lenguas delgadas, pálidas y de aspecto poco saludable.
  • Tienes problemas de salud oral – si tienes los dientes torcidos, enfermedad de las encías o enfermedad periodontal, debes cepillar tu lengua más a menudo.
  • Tienes un piercing en la lengua: la limpieza del piercing en la lengua debe ser un hábito diario para evitar la acumulación de bacterias y prevenir los problemas del piercing en la lengua.

Una boca sana equivale a una lengua sana

Algunas partes de la boca, como la lengua, desempeñan un papel importante en nuestra salud bucal general. Por lo general, se considera que una boca sana posee dientes limpios, encías sanas y una lengua sana. Una mala higiene bucal, incluida la de la boca, puede provocar una enfermedad periodontal, que es cuando el tejido de las encías se aleja de los dientes. Si no se trata, la enfermedad periodontal puede provocar la pérdida de los dientes. Otras enfermedades asociadas a una mala higiene bucal son el mal aliento y las caries.

Pero no te cepilles demasiado a menudo o…

  • Perderás las bacterias que protegen tus dientes – Cepillarse con demasiada frecuencia elimina las bacterias que viven en los dientes y en la boca. La lengua es una rica fuente de estas bacterias «buenas».
  • Perder el sabor de la boca – La lengua tiene muchas terminaciones nerviosas, lo que significa que es sensible al tacto. Si te cepillas demasiado a menudo o con demasiada fuerza, puedes dañar los nervios de la lengua, disminuyendo la capacidad de tus papilas gustativas para apreciar ciertos alimentos.
  • Perder saliva – Cuando te cepillas con demasiada frecuencia, pierdes parte de la saliva que protege tus dientes, encías y lengua de las bacterias.
  • Dañar las encías – El cepillado regular puede dañar las encías. Esto puede provocar sangrado, retracción de las encías e incluso caries.

Resumen

La lengua no es sólo un órgano del cuerpo, sino también una interesante fuente de información sobre nuestra salud. La salud de tu boca puede verse en la salud de tu lengua. Cuando tu lengua está sana, tendrás dientes, encías y aliento sanos. Si te cepillas la lengua con demasiada frecuencia, perderás bacterias, dañarás tus encías y perderás el sabor. Es importante cepillarse la lengua, pero no con demasiada frecuencia ni con demasiada agresividad. Una boca sana equivale a una lengua sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.