Clarividencia: Los poderes desconocidos que pueden ayudarte

El poder de la videncia es una de las habilidades más fascinantes y misteriosas que tenemos. Verás, aunque mucha gente piensa que sólo puede ver lo que tiene delante o que sólo es «clarividente» para ciertas cosas, en realidad no es así en absoluto. Muchas personas tienen un «escudo invisible» que las mantiene ocultas a la vista, y puede ser una gran ventaja si sabes cómo utilizarlo. Si miras a tu alrededor ahora mismo, lo más probable es que no veas a nadie que te devuelva la mirada. Puede parecer que todo el mundo se esconde de los demás, pero en realidad, todos los demás simplemente están mirando hacia otro lado para no herirse o asustarse accidentalmente. Verás, cuando algo esconde su cara por miedo o vergüenza, se vuelve menos visible para los demás. Esto significa que, aunque no puedan verlo directamente, la persona que lo tiene puede sentir los efectos de su ocultación en los que le rodean.

¿Qué es la clarividencia?

La clarividencia es la capacidad de ver cosas que otros no pueden ver. Es un rasgo que puede desarrollarse y desencadenarse a través de la práctica de la meditación, pero normalmente se desarrolla de forma natural a medida que experimentamos acontecimientos y situaciones de la vida que requieren que miremos detrás de la fachada de nuestros sentidos y del sentido del yo para determinar lo que realmente está sucediendo. Es un don y una habilidad que puede desarrollarse mediante la práctica, pero también puede desarrollarse por accidente si no se tiene cuidado.

Cómo utilizar la clarividencia

Cuando desarrolles tu clarividencia, definitivamente querrás prestar atención a dónde estás mirando y qué estás haciendo. Cuando estés mirando algo en el mundo real, querrás mantener tu mirada estática para no proyectar accidentalmente tus pensamientos y sentimientos en el objeto que tienes delante. Hay varias formas de hacerlo. Una de ellas es mantener los ojos cerrados mientras miras algo interesante o bello delante de ti, y luego volver a mirar lo que estabas viendo cuando cerraste los ojos. Esto te ayudará no sólo a mirar el objeto que tienes delante, sino también a recordar la experiencia y no sólo el aspecto visual. Otra opción es mirar algo interesante mientras prestas atención a tu respiración. Mientras inhalas, imagina que estás tomando más aire del que realmente tienes en tus pulmones, y luego mientras exhalas, imagina que todo el aire que no usaste para inhalar sale de tu cuerpo. Esto te ayudará a evitar que tu mente se convierta en una máquina de pensar.

Lugares donde no debes usar tu clarividencia

La clarividencia es algo maravilloso, pero también puede utilizarse en tu beneficio si se usa de forma incorrecta. La clarividencia es un regalo, y como todos los regalos, tiene un precio. Si la utilizas de forma incorrecta, o si confías demasiado en ella, puede ser una fuente de preocupación, celos o incluso miedo para los demás. Dependiendo de quién sea, puede percibirse como «mirar a las espaldas de la gente» o «buscar algo para robar». Ambas cosas son en realidad bastante imposibles con la clarividencia.

¿Cuáles son los beneficios de tener clarividencia?

La clarividencia puede ser una herramienta realmente útil en muchas situaciones diferentes, tanto personales como profesionales. Aprender a utilizar la clarividencia puede ayudarte a sentirte seguro cuando estás en el mundo, y también puede ayudarte a evitar situaciones peligrosas con las que te puedes encontrar. Cuando uno es capaz de percibir cambios sutiles en el entorno, como la respiración de alguien o la posición de un coche frente a otros coches, a menudo puede detectarlos desde muy lejos. Esto también ayuda a evitar los malentendidos y las comunicaciones erróneas, ya que puedes tener la sensación de estar «viendo» a alguien cuando en realidad no es así. Sin embargo, el hecho de que puedas percibir lo que ocurre a tu alrededor no significa que puedas verlo todo o saberlo todo. Por eso necesitas utilizar tu clarividencia: para ver lo que hay detrás de la fachada de tus sentidos, no para ver todo lo que está delante de ti.

Conclusión

La clarividencia es un don maravilloso que se puede desarrollar mediante la meditación y la práctica. Permite ver cosas que otros no pueden ver, sentir lo que otros sienten y predecir lo que otros van a hacer y decir. Sin embargo, es importante utilizar la clarividencia de forma adecuada para no alarmar o preocupar a los que te rodean. Cuando tienes la capacidad de «ver detrás» de los demás, puedes ver accidentalmente cosas que son malas para ti o para tu situación, por lo que siempre debes considerar lo reveladora que es tu visión y si es útil o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.